Los frutos del bosque... ¿son siempre rojos?